La música clásica, desprotegida

blog2

Agradecemos al Diario La Nación y al reconocido periodista René Vargas Vera por el artículo publicado el 27 de Marzo de 2017, sumando en una causa noble como ésta.

Una lucha a brazo partido debió acometer una vez más Radio Amadeus Cultura Musical (FM 104.9), excelente emisora radial de esta capital dedicada, desde su fundación en 2001, a la difusión de la música clásica universal de todos los tiempos, frente a las incursiones de una radio clandestina.

Emprende tal combate para proteger sus legítimos derechos, que le fueron otorgados en agosto de 2001 por resolución del Comfer, ya que nuevamente, y desde comienzos de este año 2017, la emisora Radio Fantástico emprendió nuevas interferencias, con lo que silenció a Radio Amadeus, o emitió en el mismo punto del dial (FM 104.9) "cumbia para todos" y otras variantes de la música tropical.

Cientos de llamados de solidaridad ha venido recibiendo Radio Cultura Musical de sus fieles oyentes desde comienzos de este año. Y otro centenar de correos han expresado su indignación y han consultado sobre el mejor modo de interesar a las autoridades para que cese este atropello.

Desde entonces, la emisora dedicada a la difusión de música clásica durante las 24 horas, emite varios comunicados diarios en los que informa a su audiencia que tras dos años de tregua de la emisora clandestina Radio Fantástico, a raíz de una denuncia judicial, reanudó su interferencias otra vez en la frecuencia de Amadeus en la FM 104.9, amparada por una resolución ilegal de la ex Comfer, es decir, Afsca (Autoridad Federal DE Servicios de Comunicación Audiovisual).

La denuncia de Amadeus se presentó el 2 de agosto del año pasado, para que se constaten las emisiones en infracción, y se exigió el cese inmediato de tales transmisiones. El 13 de octubre de 2016 se amplió los fundamentos de la impugnación en contra de la resolución de Afsca, por su arbitrariedad en adjudicar la licencia a dicha emisora clandestina, e instalarla en FM 104.9.

Dato significativo: en ningún párrafo de la fundación del Comfer, ni en Afsca, figura una sola cláusula que esté referida al correcto proceder al respeto para con los medios audiovisuales, ni a los valores de la verdad y la honestidad. Tampoco en el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), bajo cuya sigla asumieron las nuevas autoridades del actual gobierno, en diciembre de 2015.

Los miles de oyentes de Amadeus esperan que las autoridades de Enacom adopten las medidas imprescindibles para terminar con estas agresiones a la libertad y para proteger un legítimo derecho espiritual de quienes aman la música clásica. Es hora de crear conciencia entre los ciudadanos que hoy, más que nunca, necesitamos contar con garantías que nos aseguren, en un ente estatal de la comunicación, el culto de la verdad, la honestidad, la proclamada transparencia, la moral pública.

Será oportuno recordar que cuando las emisoras públicas dejaron de lado la música clásica nació como pionera de las emisoras privadas Radio Clásica FM 97.5. Fue una necesidad cultural, máxime tras el primer manotazo de barbarie durante el gobierno de Carlos Menem, quien le arrebató la frecuencia. Entonces se unieron Radio Clásica y Nacional, de las que surgió Radio Nacional Clásica.

En 2001 nació Radio Cultura Musical. Fue la de mayor audiencia de música clásica. Y en abril de 2004, el doctor Adolfo Critto, al fusionar un nuevo grupo, fundó Radio Amadeus Cultura Musical.